Cáncer de mama (La importancia de las revisiones periódicas)

Cáncer de mama (La importancia de las revisiones periódicas)

El cáncer de mama en inicio no da sintomatología, salvo la aparición de una tumoración nueva en el pecho o un cambio de forma de una mama respecto a otra. Muchos de los casos se detectan en las revisiones periódicas que se realizan las pacientes.

Puede aparecer en cualquier edad pero en general es más frecuentes a partir de los 40 años, por ello son importantes las revisiones programadas en las que, dependiendo de la estructura de la mama y de otros factores, se realizan pruebas de imagen como mamografía o ecografía que nos ayudan a hacer un diagnóstico precoz.

Además de la estructura de la mama valorada mediante exploración y ecografía, hay factores familiares (cáncer de mama en familiares, directos, o historia también de cáncer de ovario en la familia) tipo de alimentación (la dieta mediterránea ayuda a prevenirlo), haber tenido hijos y haberles dado lactancia materna el máximo tiempo posible son los más importantes.

El cáncer de mama no se puede prevenir, salvo en caso en los que está demostrada una alteración genética que favorece el cáncer de mama, en cuyo caso se aconseja realizar una mastectomía profiláctica.

La mejor prevención para esta enfermedad es realizar las revisiones periódicas, con ello se consigue detectar el cáncer en fases muy iniciales y mediante un tratamiento personalizado, con la menor agresividad tanto quirúrgica como del resto de tratamientos oncológicos, se pueden conseguir buenos resultados. La cirugía en estos casos suele ser poco agresiva donde se utilizan técnicas quirúrgicas oncoplásticas que permiten que la mujer se siga sintiendo a gusto con su aspecto físico.

 

Autor: Dr. José Luis Prieto Alonso