Tener mascota es bueno para tu salud.

Tener mascota es bueno para tu salud.

Hay una razón por la que el hombre lleva 16,000 años adiestrando animales y conviviendo con ellos: nos hacen más felices. Y no solo en un plano superficial. Hablamos de felicidad a nivel biológico, a nivel hormonal. Y es que numerosos estudios han probado que la convivencia con animales es positiva para la salud de las personas. 

 

SALUD MENTAL 

Fue en 1950 cuando se empezó a estudiar (bien) la posible utilización de mascotas en terapias psicológicas y psiquiátricas. Hasta entonces se había actuado un poco por instinto, poniendo a un perro junto a un enfermo porque se notaba que le cuidaba. El psiquiatra Boris Levinson, estaba en su primera sesión con un niño con autismo cuando su mascota se las apañó para entrar en la sala. Horror, pensó él, temiéndose que el animal asustara al niño. Por el contrario, el paciente se acercó a él y empezó a abrazarlo y a acariciarlo, y fue a través del animal que el doctor consiguió comunicarse con el niño y tratarle.

Con esto se empezó a descubrir que, debido a que su cariño es incondicional y sabemos de antemano que no nos van a juzgar, las personas tienen más facilidad para abrirse en presencia de animales. Hoy en día se siguen utilizando para facilitar la comunicación con pacientes que han vivido experiencias muy traumáticas, o para llegar a aquellos que se encuentran en un contexto que hace su apertura emocional complicada. 

Se ha descubierto que, en casos de demencia, la convivencia con ellas favorece la estimulación de los sentidos y que ayudan a niños con trastornos del desarrollo a controlar sus impulsos. Además, provoca una respuesta endocrina en nuestro cuerpo que los convierte en una terapia de vanguardia. 

Cuando estamos cerca de una mascota, nuestro cuerpo lo sabe y nuestro cerebro más. Nuestra amígdala derecha, la que efectúa la respuesta emocional, se pone a trabajar y empezamos a segregar todo tipo de sustancias que nos hacen más felices y más sanos.

El amor incondicional que las mascotas profesan hace que se refuerce la sensación de autoestima, que puede ser clave para el tratamiento de depresión y ansiedad. 

 

Autor: Belén Afonso