6 Tips para mejorar el rendimiento físico.

6  Tips para mejorar el rendimiento físico.

El contar con un plan de entrenamiento constante es básico para mejorar la resistencia y un nivel de energía, al igual que los hábitos que se adoptan en paralelo, serán determinantes para el resultado óptimo del rendimiento físico.

Tomando en cuenta que el estilo de vida actual, las situaciones que generan estrés, la mala alimentación y las múltiples exigencias de la vida cotidiana, entre otros factores hacen que fácilmente perdamos energía y que nuestro rendimiento disminuya. En este sentido Mariano Sabato, de Team Lab Nutrition, ha compartido seis tips fáciles para aumentar la energía y mejorar el rendimiento físico.

 

  1. Establece una rutina de ejercicio: Estudios aseguran que el ejercicio ayuda a combatir la producción corporal de cortisol, hormona que genera estrés y que puede disminuir la energía. Sin embargo, cuando se excede con el ejercicio y se esfuerza al cuerpo más de la cuenta, los efectos pueden ser contrarios. Es por esto que se recomienda realizar una breve actividad cardio, junto con algunos minutos de entrenamiento de fuerza. Esto contribuirá a tener un mejor rendimiento físico y altos niveles de energía.
  2. Descansa tus horas completas: El descansar contribuye a regular tu organismo y recargar energía para mantenerte activo. Procurar tener un sueño de calidad y descanso efectivo, influye para regular las funciones del organismo.  Hay que tomar en cuenta que el tiempo de recuperación después de un entrenamiento es importante porque es el momento en que el cuerpo se adapta a la tensión del ejercicio. Es por ello que se recomienda dormir como mínimo 8 horas diarias. Descansar adecuadamente propiciará la reparación de los músculos, tendones y ligamentos que se dañan como resultado de la actividad de las células durante el ejercicio.
  3. Mejora tu alimentación: la importancia de este tema es fundamental para optimizar el rendimiento deportivo. La recomendación es asumir una dieta variada y balanceada que contenga frutas y verduras, así como aceites grasos como el Omega 3 que es benéfica para el rendimiento del organismo; entre las fuentes naturales mediante las cuales lo podemos obtener son el pescado, lo frutos secos, entre otros. Además, es importante el consumo de aminoácidos, potasio e hidratos de carbono después de realizar actividad física, ya que ayudan a reducir la fatiga y contribuye a una recuperación más rápida luego del desgaste muscular.
  4. Complementar tu alimentación: los complementos nutricionales son una buena opción para aquellas personas que, por más que lleven una buena alimentación, los nutrientes no son absorbidos correctamente, y aunque son de fácil acceso, es importante contar con un soporte médico para su consumo, quien orientará sobre aquellos suplementos que son requeridos de acuerdo nuestra actividad física.
  5. Hidrátate antes, durante y después de realizar actividad física: una mala hidratación y la deshidratación es una de las principales causas de la pérdida repentina de energía, nos lleva a sentir agotamiento, además de afectar nuestra concentración. En cuanto a la actividad física, influirá en el rendimiento deportivo, ya que además de afectar los niveles de energía, se presentan calambres, por lo que es indispensable la recuperación de los niveles de líquidos y minerales perdidos durante el ejercicio físico, así mismo debemos tener en cuenta que cualquier persona que realice un esfuerzo físico, debe ingerir líquido antes, durante y después de la actividad deportiva.
  6. Mantente motivado: el ser perseverante es la clave del éxito en cualquier actividad humana, y al entrenar es fundamental. Es por ello que la constancia es un factor esencial para obtener los resultados esperados de un entrenamiento, estableciendo objetivos claros y alcanzables, lo cuales te permitirán medir tu avance y visualizar tus logros personales que has planteado en tu entrenamiento.